Taller de Artesanía

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Las técnicas empleadas en esta sección a día de hoy son:

  • Creación de un Graffiti sobre un soporte complicado.
  • Decoración de una pared con figuras de color.
  • Transformación de un pladur o cartón prensado en madera noble.
  • Dibujo de caricaturas.
  • Pigmentación y envejecido de maderas.
  • Rotulación  a mano.
  • Creación (sin moldes) y pintado de figuritas de barro.

 

CREACIÓN GRAFFITI

En primer lugar daremos una base blanca a toda la zona que va a ser decorada, una pintura plástica (para interior) o un esmalte de exterior. No utilizar pinturas demasiado satinadas pues complica un poco el proceso de dar color. Cuanto más mate, mejor.

Hay mucha diferencia dependiendo si la superficie a pintar es en plano horizontal o vertical, boca arriba o abajo. Para dar un ejemplo, a mayor gravedad, más distancia de pintado entre pintura y soporte y por lo tanto, menor precisión con pinturas de spray. En caso de pintar con pincel, a mayor gravedad, mayor densidad de la pintura para evitar típicos chorretes.

Una vez conseguida la base y partiendo que tenemos un boceto hecho en un papel (fundamental) empezaremos pintando del color más claro al más oscuro. Ejemplo, si voy a realizar un graffiti en cinco colores planos tales como blanco, amarillo, cyan, magenta y negro; deberán en la mayoría de los casos pintarse por este orden pues podemos repintar por encima con el tono más oscuro en caso de “salirnos” de la zona delimitada sin riesgo de marcas antiestéticas.


Es importante también controlar la distancia de chorro con spray y el caudal del mismo, con un poco de entrenamiento podréis lograr cierta soltura. Los retoques finales antes de pasar al siguiente color es mejor realizarlos a pincel, sobre todo bordes y remates. En el último color (negro en muchos casos) se puede retocar con rotulador de alcohol para acabados finos.

Para técnicas de aerografía y diseños en plantillas dirigiros a la sección de enlaces.

     
     
 
     

PINTADO DE ESTRUCTURAS SOBRE PARED

Esta técnica es similar al graffiti con una diferencia muy importante, en el graffiti lo importante es el arte por el arte, la improvisación, los degradados irregulares, colores de gran fuerza tonal, etc…esto es lo contrario: perfección de bordes, reflejo de realidad aunque el motivo sea fantasía, poca improvisación, gran nivel de detalle. En el resto, la técnica es parecida:, primero pintar tonos claros, fotografía del diseño o dibujo bien representado, retoques finales similares, etc…. Ojo pues aquí debemos escalar lo mejor posible pues será necesario tomar medidas de todo para evitar desastres a medida que vayamos completando el diseño…..yo utilizo un lápiz antes de pintar para tomar todas las medidas en el soporte final (pared, lienzo, cristal, …), es la manera más fácil que encontré para ir pintando en tonos claros primero y no salirme de los bordes que irán en tonos más oscuros.

     
     
     
 
     

 

TRANSFORMAR SUPERFICIES PLANAS EN DIVERSAS TEXTURAS

Tomaremos por ejemplo una pared de yeso o pladur de color blanca a la que le vamos a aplicar un acabado de aspecto de madera noble (roble oscuro en este caso). Se trata de un local de ensayo que necesitaba ser insonorizado y por cuestiones de presupuesto se eligió esta opción. La verdad es que me dieron total libertad con los materiales de los que disponíamos y el resultado no quedó mal.

Primero había que darle un fondo a la supuesta madera, un tono beige en este caso (ocre claro) uniforme y plano que serviría a la vez para los tonos claros de la madera una vez realizadas las correspondientes vetas. La madera noble no tiene mucho veteado como por ejemplo el pino pero si cambios de tonalidad, nudos, incisiones…hay que tener en cuenta el tipo de madera que se quiere imitar porque puede quedar un resultado antinatural con aspecto plastificado que estropearía nuestro trabajo. A maderas más claras (pino, cedro, abeto, roble, haya, …) más clara será la base de pintura y viceversa evidentemente (nogal, castaño, palisandro, …).

Una vez haya secado la base, procedemos al “veteado”. Hay que escoger barnices esmaltados preferentemente pues son más densos y dará más sensación de relieve al crear el efecto. Los barnices a “poro abierto” (lasur) no son recomendables pues penetran en la superficie y nos resultaría mucho más complicado hacer la veta. Tampoco voy a dar marcas pero uno tipo suelos estaría bien. No mezclar con disolvente pues pierde densidad. La técnica que yo utilizo es: 1º le doy con el rodillo a una pared (no sigo para que no se seque) e inmediatamente, con una brocha (el tamaño depende del tipo de veta; fina, gruesa,…) trazo de arriba hacia abajo con cierta curvatura (depende también del tipo de madera a imitar). Para terminar, una vez seco todo, creo los nudos finales con betún de Judea y los anillos cercanos al nudo con otra mano de barniz. El movimiento de muñeca es importante, practicar en “sucio” primero.

No tenemos que limitarnos a madera, una vez adquirida cierta soltura se pueden imitar otras superficies con cierto grado de semejanza: mármol, piedra, arena, cuero,…).

 
 
 

DIBUJO DE CARICATURAS

Lo ideal sería pensar en el dibujo a la vez que lo hacemos, dará un plus de realismo y motivación al dibujante primerizo. Es decir, si quiero hacer un ojo, pensaré en su forma (rasgado, avellanado,..), su color, su brillo, hacia dónde mira, su mirada (cejas, arruguitas) y una vez pensado, dibujo. En el dibujo de caricaturas tendemos a magnificar algún rasgo físico de lo dibujado (si tiene nariz grande, aquí será enorme) y resaltar cualidades o defectos. La posición tradicional es el dibujo a tres/cuartos; no es frontal ni de perfil. Ojo, sólo si es una persona/cosa sola, si hay más de un elemento en el dibujo va a ser difícil colocar todo a tres/cuartos y parezca realista.

Empezamos dibujando a lápiz o carboncillo (blandos) algo que sea fácil de borrar pues si queremos darle color, el negro será lo último en pintarse. Los ojos suelen ser lo primero en pintarse pues es más fácil equilibrar el rostro una vez logrado esto. No es necesario perfeccionar líneas pues eso vendrá más adelante, lo ideal en esta primera fase es proporcionar la figura y resaltar sus formas.

Ya tenemos un comienzo, si el resultado es el esperado, remarcamos los relieves para luego dar sombras y pintamos con los tonos más claros del dibujo. Iluminaciones y sombras será lo siguiente (es de lo más complicado al principio, pero una vez tenido claro esto ya hay mucho ganado). Dejamos para el final los acabados en rotring o rotulador. Retocaremos al final si algo no queda como lo esperado (sombras, luces).

 
 
 
       
 
       

EFECTOS EN MADERA

Hay muchos tipos de acabado y muchas las páginas web fabulosas que enseñan estas técnicas y otras. No voy a entrar demasiado en este tema pero si quería aportar mi humilde experiencia por si puedo aclarar algo a alguien.

- La madera hincha con la humedad pero los acabados que realicemos sobre esta no afectan demasiado ni para bien ni para mal (por mucho que pagues por ellos). Sí, por supuesto, en las medidas finales cuando tenemos que cortar algo con mucho ajuste.
- Si aplicas un fondo protector, la penetración en la madera de cualquier producto empleado posteriormente es mucho menor (por ejemplo un barniz). Si quieres que un barniz posterior adquiera mucha tonalidad, no apliques fondo. Úsalo para el resto de casos.
- Para conseguir colores vivos, utiliza tinte y no barniz. Para maderas de interior es mejor un barniz a poro abierto (lasur) que un barniz de capa exterior pues este último en caso de repintado, necesitaría una reparación trabajosa antes de ponerse a ello.
- Para maderas de exterior, puertas, marcos, superficies en contacto con humedad; lo ideal es usar un tapaporos sobre la madera sin tratar antes de barnizar. Esto impermeabiliza la madera y evita manchas de hongos de azulado o putrefacción por humedades.
- En general, los bajo-relieves quedan mejor que los relieves superpuestos. Una fresadora es fundamental en estos casos.
- Para un acabado profesional, hay que lijar bien entre capa y capa y, por supuesto ganar en técnica con el barnizado, pues no es sencillo dejarlo uniforme.
- Para técnicas de envejecido y restauración hay cuatro productos fundamentales: Betún de Judea, Cera de Pátina, pasta de madera y una “muñeca” de alambre fino.
- La madera combina de maravilla con otras superficies como piedra, cuero, forja, cristal pintado… probar a mezclar materiales que no desentonen tonalmente.
- La madera pintada con tinte de color y envejecida con pátina y betún da un aspecto elegante y un toque de distinción si esta currado el trabajo. Los esmaltes de colores suaves y claros dan mejor resultado (blanco, beige, celeste,…).
- Es necesario lijar completamente los restos de barnices antiguos antes de comenzar la restauración y proteger con algún producto anticarcomas y fungicida.

       
 
       

ROTULACIÓN A MANO

Esta técnica requiere haber pasado previamente por un proceso de adaptación al dibujo y un poco de control sobre las tintas (guache, tinta china, acuarela de color, óleo,…) que vayamos a utilizar. Un poco de teoría del color no nos vendría mal tampoco. Es importante también saber dibujar un “reflejo” de un objeto; p.ej. si hago una flor tendré que saber dibujarla “volteada” horizontal o verticalmente. Esta técnica también se consigue con un poco de práctica.

Saber diferenciar grosores de trazo, si son rasgos débiles han de ser tonos pastel con poca presión y si son trazos finos y marcados han de ser en oscuro y muy finos con presión media.           Los finales de linea pueden ser redondeados o cuadrados, los trazos tambien pueden ser regulares (todo el trazo de un mismo grosor) o irregulares, las líneas continuas o discontinuas,…. Pero siempre teniendo esto claro antes de comenzar pues en rotulación es muy difícil volver atrás sin que se note.

Aunque vayamos a pintar al óleo, témpera,… hay que partir de un boceto inicial a lápiz o carboncillo y no intentarlo de memoria pues se pierden muchas horas y a la larga el resultado es peor. Clara también la elección del color. Al mezclar pigmentos empezaremos con el color más claro y añadiendo clores en pequeñas porciones de los tonos más oscuros. Esto no es un programa informático donde la damos un comando atrás y cambiamos el color a golpe de clic, así que más vale ir graduando varias veces un tono que nos queda claro y no intentar aclarar uno oscuro pues resulta bastante más complicado. Es muy importante la elección de material, sobre todo si ya se tiene cierta experiencia. Hay empresas que tienen grandes productos, que pueden hacer que un diseño mediocre se transforme en algo decente y un trabajo decente, con material de mala calidad nunca podrá mejorarse. Ahora bien, si el trabajo es bueno, original o el creador tiene talento, ya puede estar hecho con un trozo de ladrillo que merecerá la pena. Desde veocolor apostamos por la gente que investiga, practica o simplemente le gusta esto; por eso no se habla de una marca en concreto pues para veocolor no es fundamental conocerlas. De todas formas, si necesitas adquirir algún material y no sabes cuál, envía un correo a rotulacion@veocolor para echar una mano en lo que necesites.

     
     
 
     

MOLDEADO DE FORMAS BLANDAS

En este ejemplo de creación de figuritas de barro partimos de una base homogénea de arcilla (se puede adquirir desde 1 o 2 € el kilo) o bien recogerlo de una tierra fina y mezclarlo bien con un poco de terracota en polvo y cemento blanco para que salga más barato todavía. Este ejemplo es aplicable a yeso, escayolas, pasta de papel,  e incluso con un poco de dominio de cuchilla podemos trabajar con poliuretano, corcho, porexpan u otro tipo de material fácilmente deformable.

Primero moldeamos la pasta cuando esté semidura con la forma del objeto a crear (boceto), ablandamos con un poco de agua para ir mejorando sus formas y cuando este creado el diseño “en bruto” dejamos que se escurra el exceso de agua y cuando vuelva a estar semidura volvemos para humedecer de nuevo y terminar con el alisado. Si es necesario podemos usar una “llana” pequeña y una paleta de albañil, si el diseño es muy pequeño, podemos crear alguna herramienta en miniatura con madera lijada y barnizada o alguna pieza plana de metal, sirve perfectamente. Una vez terminado dejar secar sobre una fuente de calor (ojo con la pasta de papel, esta no!!!). Al cabo de 1 ó 2h. la pasta estará seca y perfecta para un último lijado antes de los acabados. Procederemos al pintado (siempre empezando por los tonos claros) o barnizado. Las sombras e iluminaciones las podemos lograr separando dos muestras de la pintura original, y añadiendo a la pintura original una porción de blanco a una y otra de negro a la otra. Si pintamos, una vez seco al terminar , podemos darle un spray de barniz brillo o mate según nuestro gusto. Es baratillo y deja un resultado bastante profesional.

Estas técnicas pueden completarse si, antes de dejar secar del todo y pintar, añadimos a los objetos creados otros materiales tales como imitación de piedras preciosas, objetos de plástico, cerámica, … Dejar volar la imaginación, pues aquí no se trata de dejar el diseño perfecto sino que en la imperfección está la originalidad.

 
 
Volver Decoración Diseños web Formación Cartelería

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player