Diseños Web

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El proceso de creación de una web es el resultado de manejar un conjunto de diferentes aplicaciones relacionadas o complementarias cuya finalidad es el medio visual y llegar al mayor nº de usuarios posibles. Es un proceso complejo pues no sólo está la tarea de creación sino que influyen otros factores como la dificultad de llegar a su destino de la manera más eficaz, tener un control de lenguajes de programación (mínimo html y ActionScript o derivados), dinamizar el contenido e interactuar con el navegante. Se podría hacer sin todo esto, utilizando un editor de páginas web y plantillas predefinidas, sin comerse mucho el coco, pero este no es el objetivo de veocolor.

Sería imposible pretender dar un curso completo de creación de páginas web desde aquí así que en la sección de descargas aparecen una serie de links donde podrás estudiar un poco en caso necesario y utilizar de apoyo para futuros proyectos. La información que suministra veocolor es un poco para iniciar un proyecto, con un sentido de lo que vamos a crear y no partir de una base con pies de barro que, en el mundo web es la ruina total. A partir de la propia experiencia personal y después de años de errores (sin ellos no existiría veocolor) y aciertos, hay historias que tenemos que tener claras.

  • A quién nos dirigimos. Que nivel de conocimientos del medio puede tener nuestro cliente potencial. Es importante, pues si utilizamos última tecnología web pero va dirigido imaginemos para un cliente de media de 60 años, la visualización ha de ser clara y los enlaces bien definidos y estructurados, no debemos hacer un diseño de ciencia ficción ni utilizar colores demasiado estridentes por ejemplo.
  • Que objetivo buscamos: una venta, un anuncio, un deseo, una sorpresa…. El objetivo es lo primordial.
  • Que aspecto va a tener y que contenidos. Texto e imágenes, formularios, comercio electrónico, foro, chat, contenido multimedia, …; son sólo algunos ejemplos de la variedad de contenidos posibles.
  • El nombre de dominio; tampoco es una cuestión de querer comeros la olla pero es fundamental tener claro el nombre de la web pues de ello depende en gran medida la expansión de la misma. Daros cuenta que la mayoría de palabras simples están cogidas así que la creatividad se reduce considerablemente. Tampoco es conveniente elegir un nombre de dominio bastante utilizado y que tengamos que escoger una extensión rara, por ejemplo de Rumanía (.ru). Será complicado que un navegante hispano nos detecte en los primeros puestos de un buscador pues en la mayoría de los casos, con búsquedas simples no apareceremos bien colocados. Registrarse con un nombre sencillo, aunque sea compuesto no es mala elección.
  • Idioma/s de uso. Si buscamos potencial clientes en otros países debemos tenerlo en cuenta. Hay buenas aplicaciones que trasladan textos de un idioma a otro con cierta soltura (hay otras que lo hacen horrible). Ojo con esto.
  • Elección de la maquetación. Estructura de la web, páginas subordinadas, elección de colores, número de marcos (frames), archivos embebidos, contenido del índice y página principal, pantalla previa de bienvenida o no; vamos una larga historia.

 

Cuanto más claro lo tengamos, mejor. No tiene porque ser un éxito aunque sepamos hacia dónde tirar y nuestro objetivo sea claro, hay que tener mucha paciencia porque aunque hay millones de usuarios potenciales, también hay millones de elecciones para elegir. Si se persiste en ello, es probable que tarde o temprano haya suerte

 
 
 
EJEMPLOS VEOCOLOR DISEÑO DE PÁGINAS WEB
 
     
Gallaecian Coast Náutica Sotavento Bandebanda
 
 
     
Snowplanet Bulldog Francés  
 
 
 
Cartelería Inicio Diseños web El Rincón de Richard
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player